“La pena de muerte: La solución por un mundo sin violaciones”

Mucho se ha dialogado sobre posibles sanciones  que permitan erradicar por fin el delito de violación sexual  a menores en el Perú, pero ¿Cuál será la indicada? ¿Acaso una ley exterminará las ansias y deseos pervertidos de aquellas personas de abusar de la inocencia de un  menor? o el mejor camino será exterminar el problema de raíz, es decir, condenarlos a la muerte, pero ¿Por qué la pena de muerte al delito de violación a menores? Se conoce  a la  violación sexual a menores como una experiencia traumática que tiene un niño cuando han atentado contra su integridad física y moral. Por lo tanto, considero que la pena de muerte debe ser una sanción para toda persona que cometa el delito de violación a menores. A continuación explicaré algunos de mis argumentos como que: genera seguridad colectiva, ahorra en la economía peruana y desmotivará a otros delincuentes a realizar el mismo acto.

En primer lugar, la pena de muerte para los violadores genera  la seguridad colectiva, en consecuencia, debe ser promulgada como ley .Este tipo de sanción se debe ejecutar en el Perú, debido a que, es necesario expeler a los individuos que ponen en peligro el orden en la sociedad para que luego no perjudiquen a los demás miembros ,además de que al eliminar a los causantes del problema se podrá  restaurar la armonía entre todos .Según el Antiguo Testamento y la Ley del Talión: “Vida por vida, ojo por ojo, diente por diente”, lo adecuado es retribuir el castigo con una pena equivalente al mal que se ha ocasionado y en el caso de la violación a menores, la pena de muerte es lo justo y necesario , ya que , se corrompe la inocencia y pureza de un niño.Es por  eso que corroboro la idea de que la pena de muerte es la sanción ideal para los violadores.

En segundo lugar, la pena de muerte ahorra  la economía, por lo tanto, es necesario que se aplique en el Perú.  Según el diario “El peruano” actualmente en nuestra nación existe 68 penales y entre todos ellos se alberga alrededor de 54 mil presos, a pesar de que estos penales solo tienen capacidad para la mitad de ellos. Si se sabe que por cada reo  el Estado gasta cerca de S/.15.00 diarios en lo que se incluye: la vestimenta, alimentación, uniforme, control de salud entre otros entonces el gasto sería de S/.810 000 diarios, además que según el psicólogo Jorge Corsi, un agresor sexual no tiene cura, por más tratamiento que reciba .Asimismo según los estudios de Pérez, M.(2008) el 14,7% de agresores sexuales reincide pese a haber transcurrido por la cárcel como es el caso de José María Real López ,el cual sólo tardó dos horas en volver a abusar de una menor tras salir de la cárcel . Entonces la prisión no es la mejor opción de solución, de modo que, si se aplica la pena de muerte se reducirá  la cantidad de presos y el Estado disminuirá los gastos.

En tercer lugar, la pena de muerte desmotivará a otros violadores  a cometer el mismo acto, en consiguiente esta debe ser la mejor opción de penalidad hacia los violadores.

Un ejemplo es de Singapur, que en el 2000, era considerado uno de los países con mayores problemas de homicidios, violaciones sexuales entre otros. Pero al llegar al poder en el año 2004, Lee Hsieng Long ,el cuál adoptó el método de la pena capital; se produjeron grandes cambios , pues atacó fuertemente a los delitos que ponían en riesgo  a la sociedad, lo que provocó una reducción sorpresiva de la inseguridad, siendo actualmente uno de los países más seguros del Asia. En vista a los resultados satisfactorios de Singapur con respecto a la implementación de la pena de muerte, de modo similar, se infiere que en nuestro Perú es imprescindible la aprobación como ley de esta penalidad para todo agresor sexual a menores.

En conclusión, debemos aplicar la pena de muerte, ya que, vivimos en una sociedad inmersa de muchos agresores sexuales y esto no lo podemos permitir, debido que, con el tiempo esto empeorara. Además de que la pena de muerte generara seguridad colectiva, es decir, se vivirá en un ambiente más seguro, también ahorrara en la economía, por lo tanto, podrá haber un crecimiento económico nacional y generara miedo en los delincuentes, en consecuencia, no querrán realizar  el mismo acto. Es momento de proteger los derechos de la niñez de nuestra nación que durante mucho tiempo han sido vulnerados, de manera que, la pena de muerte es la mejor solución por un mundo sin violaciones.

Bibliografía

Centeno, R. (12 de Abril de 2013). El problema carcelario en el Perú. El Peruano.

E.Fumero, M. (17 de Marzo de 2013). Unidos contra la Apostasía. Obtenido de Unidos contra la Apostasía: http://contralaapostasia.com/2013/03/17/como-singapur-resolvio-el-problema-de-la-delincuencia/

M., C. (14 de enero de 1999). Los caminos después del horror. Página 12, pág. 17.

Meritxell Pérez Ramírez, S. R. (2008). Predicción de riesgo de reincidencia en agresores sexuales. Psicotema, 205-210.

Veloz, D. (18 de Septiembre de 2015). Polémica ¿Se cura un violador? Diario Veloz.

Un comentario

  1. katiabarrera · noviembre 24, 2015

    Un tema de debate y controversia, y claramente la postura del texto está bien fundamentada ,lo cuál ayuda a persuadir al lector.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s